Facebook: Franquicialo.com Twitter: franquicialo YouTube: franquicialo Blogger: franquicialo

Llega el mezcal a tienda de Remedios Mágicos

Las pequeñas empresas tienen que renovarse o mueren, necesitan buscar nuevos productos para seguir adelante en la conquista de nuevos mercados.

Remedios Mágicos comenzó una empresa que presumía los originales y legítimos dulces de poder que curaban cualquier mal de amores, obsesiones sexuales, crisis económicas, el mal humor y hasta el tráfico.

Hace cuatro años comenzaron una aventura en donde las frases picantes en cajitas con dulces de menta y algunos textos se adentraron en el gusto de la gente, los cuales disfrutan el material.

Ahí está el “Afloja todo, una fórmula súper penetrante que derrite hasta el más apretado” o “el secreto de la concha de afrodita, una receta mística multiorgásmica”, leyendas que aparecen en las pícaras cajas de dulces.

Remedio Mágicos surgió en plena crisis de 2008, era la época del famoso “catarrito” que se convirtió en pulmonía para los mexicanos.

Hoy la empresaria Guadalupe Gómez pondrá en las manos de nuevos inversionistas franquicias de su negocio.

En plática con EL UNIVERSAL, comenta que habrá dos formulas: una boutique de dulces como los de la tienda original en la Condesa, en la ciudad de México, con un valor de 490 mil pesos y corners ubicados en centros comerciales con valor de 300 mil pesos.

“La franquicia va a empezar del Distrito Federal al área metropolitana y hay que irla llevando en forma concéntrica a los estados de la República”, dijo.

Gómez asegura que en dos años, los inversionistas podrán tener de regreso sus recursos.

Pero adicional a esa situación, en asociación con la empresa el Mezcal embajador de Oaxaca elaboraron un mezcal joven con gusano de maguey.

“Es el arranca penas con las copas llenas que es un apocalixir, así que para todo mal mezcal y para todo bien también, ahora si para que nos vayamos flojitos y cooperando para este fin del mundo”, dice la empresaria.

La empresa basa su éxito en el uso de materiales exclusivamente mexicanos, en donde inclusive se apoya a los artistas mexicanos con sus dibujos.

“Para nosotros, una de la filosofía de la marca, es todo hecho en México, estamos convencidos y no por ser patrioteros, sino porque de verdad amamos a México y sabemos hacer bien las cosas, entonces ya es hora de que nosotros mismos consumamos productos mexicanos y veamos lo padre y bien que lo podemos hacer”.

La cliente de Remedios Mágicos, Mónica Atolini, asegura que ella buscaba una librería, pasó por la tienda original y quedó fascinada con las cajitas pícaras que le contagiaron la alegría.

“Me encanto todo lo que es la publicidad, ya deja los dulces, todo lo que venden aquí, yo por eso me paré. Yo vine buscando libro y salgo contenta con mis regalitos”, dijo.

Gómez era una diseñadora que buscó crear un negocio en donde se utilizará la cultura popular, urbana y el folclor, en donde buscan solucionar la vida a través de la risa.

La empresa va por una nueva faceta, después de cuatro años de una aventura, que poco a poco conquistó a los mexicanos y atrajo el corazón de turistas que circulan por la zona.